22 sept. 2008

RESURRECTION

No es que me hubiera muerto, no. Pero entre los dos proyectos para el concurso de Norma (16 páginas), los exámenes de junio y septiembre y diversos proyectos ajenos al cómic, entre otras cosas, ¡no ha habido tiempo pa más!
Eso sí, si una ventaja tienen los resúmenes para los exámenes es que disoponen de cantidad de huecos en los que hacer garabatos mientras hincas los codos.
Como reinicio del blog, ahí van algunos de esos bocetillos que surgían a duras penas entre márgenes y renglones mientras mis neuronas pugnaban heróicamente por no perder la ardua batalla contra la memoria.
Obsérvese el cambio de estilo con respecto a anteriores entradas. No hay nada como el aburrimiento para experimentar...